Puto

Puto 012

Ezequiel Barrios Ph: Café Azar

Puto. La palabra. La sonoridad cruda, tajante de la p y la t. Puesta la boca como para escupir. No hay forma de decir puto sin cortar el aire, la tenue suspensión del silencio. Un antes y un después, aunque se repita una y otra vez. Desgarro en el sentido, y en el sonido. “Quiero dedicar esta función a todos aquellos putos que siguen rebotando en los armarios” dijo Ezequiel Barrios al final de la función en el escenario Ismael Fernández, de la Sala Horacio Quiroga del Centro Cultural Vicente Cidade.

Un cuerpo que grita. Y dice. Cuenta. Denuncia. Testimonia. Goza. Sufre. Como capas que lo atrapan y lo liberan en el mismo movimiento. Hay un trabajo físico que sincretiza lenguajes, técnicas, tradiciones expresivas y movimientos de referencia cotidiana. Un ready-made coreográfico, sorprendente y preciso. Destreza y sensibilidad que resignifican el cuerpo, el ritmo, el paso. Ese cuerpo en movimiento está atravesado por la didáctica que ofrece la estética power point, las sombras que duplican, deforman y crean nuevas imágenes y los carteles (en pantalla y en la mano)  tipo el video pionero de Dylan: Subterranean Homesick Blues. En ese video aparecía Allen Ginsberg y me tomo el atrevimiento de asociar la escritura de Ginsberg y Bourroughs (y Perlongher, claro) como genealogía del concepto de Puto.

 

Puto 010

Ezequiel Barrios Ph: Café Azar

 

El camino del héroe y su enfrentamiento a los legados, a las imposiciones, a lo que el propio cuerpo y corazón siente. Una lucha clásica en la literatura, en la vida. Para ello, para sobrevivir, el poder y la resistencia juegan un ajedrez con finas y ambiguas armas.

Imágenes físicas, imágenes virtuales, imágenes en palabras. Hay textos, sí. Monólogos, gritos y palabras exprimidas hasta casi agotarse. Poética de identidades oprimidas, de metáforas crudas, de humor ácido y corrosivo. De eso se trata, de romper, de salir, de liberarse. Y ahí lo político resuena golpeando las puertas del closet. La decisión de ser lo que uno es. Eso es político, develador, transformador.

Puto, es el concepto. Puto, es el sistema dominante. Puto, el héroe que lo cuestiona y lo pone en evidencia. Puto, el que dona su cuerpo y su vida. Puto, el que baila sus identidades. Puto, el que goza. Puto el que lee, y pasa a otra cosa.

 

Puto 013

Ezequiel Barrios Ph: Café Azar

 

Café Azar

07/04/18

Posadas, Misiones, RA. –

(Reseña libre sobre la presentación de la obra de Ezequiel barrios: Puto en el marco del Ciclo de Montajes y Desmontajes organizado por La Sequeira en el Centro Cultural Vicente Cidade, el viernes 6 de abril de 2018)

Anuncios

Acerca de cafeazar

Licenciado en Antropología Social recibido en la Universidad Nacional de Misiones. Pertenezco, por causas y azares, a la fauna radial. Animal de radio como conductor y oyente. Suelo transitar en imágenes y escrituras los enrevesados – y a veces contradictorios - caminos de la música, la literatura y el arte popular. No dejo de pensar – a la manera Neil Young - en que es mejor quemarse, que apagarse y que siempre hay más en la imagen de lo que se ve a simple vista. Estoy convencido que el arte es inefable, moviliza y transforma. Ver todas las entradas de cafeazar

2 responses to “Puto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: